En el 95 % de las personas con acné, el rostro es la zona más afectada por las lesiones¹. Aparecen granitos, puntos negros e imperfecciones en la zona T. Para reducir el acné, una rutina de belleza diaria debe ir acompañada cada semana de una mascarilla anti imperfecciones específica. El objetivo es desincrustar los poros y limpiar la piel. ¿Cuáles son las claves para elegir una mascarilla adecuada contra el acné? PATYKA analiza los ingredientes más efectivos para pieles problemáticas.

¿Por qué utilizar una mascarilla para combatir el acné?

Cada poro está formado por un cabello adherido a una glándula sebácea que segrega sebo para hidratar y proteger la piel de las agresiones externas. El acné es el resultado de la inflamación de un folículo pilosebáceo que conduce a la producción excesiva de sebo. Ese entorno rico en grasas promueve la proliferación de una bacteria presente de forma natural en la microbiota de la piel: la Propionibacterium acnes. Este trastorno bacteriano anormal conduce al desarrollo de hiperseborrea (responsable de la piel grasa), puntos negros, granos, nódulos y quistes en los casos más graves.

 


¿Sabía que...? El 25 % de las mujeres adultas sufre acné ¹.

El acné adulto puede ser una continuación del acné adolescente que no se ha curado, aunque a veces aparece en la edad adulta. En las mujeres, este fenómeno es en ciertos casos el resultado de un desequilibrio hormonal (ciclo menstrual, embarazo, anticonceptivos…). ²

 

 

Para luchar contra la proliferación de las bacterias responsables del acné, es necesario reequilibrar la microbiota cutánea y regular la producción de sebo. Las vitaminas y minerales presentes en una dieta saludable tienen un impacto biológico innegable en la buena salud de la epidermis. Pero también puede actuar sobre la superficie de la piel estableciendo una rutina de cuidado de la piel adaptada a los problemas del acné. Una higiene cutánea impecable y una buena hidratación son los gestos básicos diarios que nunca deben descuidarse en el tratamiento del acné. La aplicación de una mascarilla adaptada a las pieles grasas y mixtas con acné, una vez a la semana, completa eficazmente los tratamientos para limpiar la piel a largo plazo.

 

 

¿Qué ingredientes activos deben buscarse al elegir una mascarilla eficaz contra el acné?

Arcilla verde

Conocida por sus propiedades absorbentes, antisépticas, cicatrizantes y antiinflamatorias, la arcilla verde está especialmente indicada para pieles propensas al acné. Rica en sales minerales y oligoelementos, absorbe toxinas, impurezas y el exceso de sebo y deja una piel profundamente purificada y sin sequedad.

Carbón vegetal activado

Gracias a sus eficaces propiedades de absorción, el carbón vegetal activado actúa como un auténtico imán contra las impurezas. Su potente acción desintoxicante limpia los poros en profundidad, liberándolos de toxinas y del exceso de sebo.

Zinc

El zinc es un magnífico oligoelemento para combatir el acné, gracias a sus propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias y antibacterianas. Este mineral natural con propiedades antioxidantes ayuda a regular la producción de sebo, depurar y regenerar la piel.

Ácido salicílico

El ácido salicílico, un poderoso agente antibacteriano, se usa a menudo en el tratamiento del acné. Sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias purifican y suavizan la piel. Su poder astringente cierra los poros y las cicatrices pigmentadas se reducen, dejando una tez más uniforme.

Extracto de raíz de bardana

La raíz de bardana, desintoxicante, antibacteriana y desinfectante, ayuda a tratar el acné mediante la eliminación de toxinas. Regula la secreción de sebo y depura la epidermis. Sus propiedades suavizantes y calmantes ayudan a mantener la piel hidratada, limpia y saludable.

Prebióticos

Obtenidos a partir de azúcares naturales, los prebióticos glucooligosacáridos protegen la microbiota y el ecosistema de la piel. Estimulan el crecimiento de la flora beneficiosa y luchan contra las bacterias patógenas para reequilibrar la epidermis.

¿Cómo incluir su mascarilla anti-acné en su rutina de belleza?

Etapa 1: Doble limpieza

La doble limpieza es el método de limpieza más suave para la piel. Empiece utilizando un aceite limpiador, ideal para pieles grasas y mixtas con tendencia acneica, para despegar el maquillaje y el exceso de sebo. Luego complete la limpieza con un limpiador suave y adaptado, para eliminar los restos de sudor e impurezas.

Etapa 2: Aplique su mascarilla anti acné

Una vez que su piel esté perfectamente limpia, aplique su mascarilla anti acné para desincrustar los poros en profundidad y limpiar la piel. También puede utilizar una mascarilla hidratante adecuada para pieles propensas al acné para reequilibrar la producción de sebo. Espere 10 minutos y enjuague bien con agua limpia.

 

Etapa 3: Utilice una loción con propiedades astringentes para cerrar los poros.

Complete su mascarilla con una loción o un hidrolato con propiedades astringentes para cerrar los poros y afinar la textura de la piel. Los poros bien cerrados limitan la acumulación de polvo e impurezas, que son los responsables de los puntos negros y las espinillas. El agua floral de menta dulce es un hidrolato refrescante, purificante y astringente adecuado para pieles mixtas a grasas.

Etapa 4: Hidrate generosamente con un tratamiento no comedogénico

La piel grasa con tendencia al acné es una piel frágil y desequilibrada. No se olvide de aplicar un tratamiento hidratante no comedogénico para ayudar a las glándulas sebáceas a regular la producción de sebo y proteger su piel de las agresiones externas. Para obtener mejores resultados, puede aplicar un sérum anti imperfecciones antes de su tratamiento hidratante.

 


Consejo de PATYKA: ¡Realice una sauna facial antes de aplicarse la mascarilla!

La sauna facial o el baño de vapor permiten abrir suavemente los poros de la piel para eliminar las impurezas. Si la realiza justo antes de su mascarilla purificante, ayudará a desincrustar los poros en profundidad, dejando una piel aún más saludable.

 

 

Mascarilla de Carbón Detox de PATYKA

La Mascarilla de Carbón Detox es una mascarilla purificante que absorbe el exceso de sebo y equilibra la piel grasa o propensa al acné. Su fórmula única a base de arcilla verde, carbón vegetal activado y zinc aclara el cutis, limpia la piel y atenúa las marcas cutáneas. Aplíquelo sobre el rostro limpio y seco, una o dos veces por semana, para conseguir una piel libre de impurezas, purificada y luminosa.

 

La Mascarilla de Carbón Detox, compuesta por un 99,9 % de ingredientes de origen natural, pertenece a la gama PURE de PATYKA, especialmente diseñada para corregir las imperfecciones en pieles mixtas a grasas. Está certificada como bio por la etiqueta Ecocert, que garantiza un

enfoque responsable a la hora de elegir los ingredientes utilizados en cada paso del proceso de fabricación.

 

Los tratamientos PATYKA utilizan ingredientes naturales procedentes en su mayoría de la agricultura ecológica, para respetar al máximo su piel y el medio ambiente.