Al igual que la crema de día o el tónico, el suero facial es ya una parte fundamental de una rutina eficaz en el cuidado de la piel. Pero ¿realmente es indispensable en el día a día para mejorar la calidad de la piel? PATYKA le enseña todo lo que necesita saber sobre este cuidado facial de acción específica.

 

 

Suero facial: ¿por qué debe integrarlo en su rutina de cuidado de la piel?

 

Aunque es el gran desconocido, el suero es un auténtico aliado para la piel. Este tratamiento facial se caracteriza por una fórmula con una alta concentración de principios activos. Es especialmente eficaz porque actúa en profundidad sobre las células cutáneas.

Si bien su objetivo es proporcionar resultados visibles inmediatos, también mejora la calidad de la piel a largo plazo.

Generalmente, se presenta en envases de «pequeño formato» equipados con un sistema de «cuentagotas». Este envase específico permite dosificar con precisión la cantidad de producto necesario para cada uso. Su textura ligera penetra rápidamente: la crema de día se puede aplicar inmediatamente después del suero.

 

 

              Recuadro: Suero vs booster, ¿cuál es la diferencia?

El booster es un tratamiento ultraconcentrado. Se aplica de manera puntual o como tratamiento y se puede añadir a la crema de día o a una mascarilla. El suero es parte esencial de la rutina de cuidados para tratar uno o más problemas de la piel, mientras que el booster optimiza y potencia los efectos de nuestros cuidados diarios. Suele estar compuesto por un único ingrediente para garantizar una alta concentración de principios activos.

 

 

Un suero facial para cada tipo de piel

 

Cada piel tiene sus propios problemas. Deshidratación, líneas de expresión, poros dilatados o manchas de pigmentación: cada suero actúa en profundidad según las necesidades de la piel.

 

 

Sequedad cutánea o deshidratación de la piel: el suero hidratante

 

Ante las agresiones externas (contaminación, viento, rayos UV, variaciones de temperatura...), la película hidrolipídica de la piel se ve afectada y esta se deshidrata. El Sérum Hidra-Booster ayuda a restaurar el equilibrio hídrico de la piel y la hidrata en profundidad. Rico en ácido hialurónico puro y capaz de retener hasta 1 000 veces su peso en agua, alivia la piel intensamente. El agua del glaciar del Mont-Blanc, rica en minerales y oligoelementos, aporta a la piel toda su vitalidad. El bisabolol botánico calma y repara la piel tirante.

 

 

Imperfecciones cutáneas, exceso de sebo: el suero purificante

 

El Sérum Anti-Imperfecciones certificado bío actúa en profundidad sobre las pieles mixtas a grasas con imperfecciones (espinillas, puntos negros o poros dilatados...). Su fórmula ultra concentrada ayuda a prevenir y tratar este tipo de lesiones cutáneas. Entre sus principios activos más eficaces, a menudo encontramos la gluconolactona que desincrusta los poros en profundidad y afina la textura de la piel. El zinc se encarga de prevenir la proliferación de bacterias causantes de las imperfecciones, mientras que el bisabolol botánico favorece la cicatrización de las lesiones cutáneas gracias a sus propiedades antinflamatorias.

 

 

Arrugas y firmeza: el suero antiedad

 

Para contrarrestar los primeros signos del envejecimiento (arrugas, líneas de expresión, falta de firmeza...), el Sérum Rellenador Fundamental es un remedio formidable. Si lo utiliza a diario, los rasgos se suavizan, las arrugas se atenúan y la piel recupera su elasticidad. Con una alta concentración de ácido hialurónico, crea una película protectora no oclusiva en la superficie de la epidermis: la piel se mantiene tersa e intensamente hidratada. El alga wakame estimula la producción de colágeno y suaviza la piel gracias a su efecto tensor inmediato. El hexapéptido-2 actúa directamente sobre los factores de crecimiento presentes en la piel, haciéndola más suave y firme.

 

 

Manchas de pigmentación y cicatrices: el suero corrector

 

Gracias a sus potentes activos, el Sérum Corrector Anti-Manchas impide la aparición de nuevas manchas de pigmentación y reduce las que ya son visibles. El oxiresveratrol ayuda a atenuarlas inhibiendo la actividad de la tirosinasa, que es la que origina su aparición. El helecho marino ayuda a reducir el tamaño de las manchas de manera significativa y disminuye la pigmentación de la piel para conseguir un efecto iluminador. Las bayas de Goji estimulan la renovación celular y los ácidos de frutas unifican la tez y aportan luminosidad.

 

 

Agresiones externas: el Sérum Regenerador de Luminosidad

 

El estrés, el cansancio o incluso la exposición repetida a la luz azul debilitan la salud de la piel: esta se deshidrata, las arrugas se hacen más profundas y la tez se apaga. El Sérum bio Regenerador de Luminosidad sublima la piel y permite que se defienda mejor de las agresiones diarias. El extracto de flor de sophora revitaliza la piel asfixiada y aumenta su resistencia a la contaminación y al estrés oxidativo. El biocomplejo marino estimula la renovación celular y reactiva sus defensas naturales. El ácido hialurónico puro y vegetal calma la piel y restablece su equilibrio hídrico.

 

 

¿Cómo incorporar el suero facial en una rutina de cuidados?

 

Etapa 1: Efectúe una doble limpieza

 

La doble limpieza es el método de limpieza más suave para la piel y también el más eficaz. Empiece utilizando un aceite desmaquillante para eliminar los restos de maquillaje y el exceso de sebo. Para liberar la piel de las impurezas acumuladas a lo largo del día, complete la limpieza con un limpiador suave.

 

Etapa 2: Aplique un suero adecuado a su tipo de piel

 

Sobre la piel perfectamente limpia y seca, aplique por la mañana y por la noche unas gotas de suero en el rostro, alisando los rasgos de adentro hacia fuera, sin olvidar el cuello y el escote.

 

Etapa 3: Hidrate su piel

 

Después de dejar que el suero facial penetre durante unos segundos, aplique una crema hidratante adecuada a su tipo de piel para protegerla de las agresiones externas.

 

              Nuestro consejo: durante el sueño, apueste por los sueros de noche

Cuidado de noche 100% natural y bio certificado, el Elixir Reparador de Noche estimula la renovación celular nocturna. Su fórmula a base de aceite de rosa mosqueta, aceite de sésamo y aceite de germen de trigo regenera y reequilibra la piel, dejándola más tersa y luminosa.

El Concentrado Detoxificante de Noche favorece la eliminación de toxinas y reduce los signos de cansancio. Su fórmula enriquecida con extracto de mejorana, ácido hialurónico y complejo de células vegetales hidrata y estimula la renovación celular: la piel tiene un aspecto visiblemente más bello y la tez más radiante.

 

 

Para seguir mejorando el aspecto de su piel, no se olvide de utilizar mascarillas de manera regular. Son el cuidado «boost» por excelencia, puede aplicarlas una o dos veces por semana o, si las utiliza como tratamiento, en función de las necesidades de su piel. La Mascarilla de Carbón Detox purifica las pieles mixtas a grasas con su fórmula a base de zinc y arcilla verde, la Mascarilla Hidratante Intensa nutre en profundidad la piel deshidratada gracias al aceite de jojoba y la manteca de karité, y la Mascarilla Lift Pro-Colágeno de noche ayuda a contrarrestar los signos del envejecimiento con su composición rica en vitamina C y ácido hialurónico.