También llamados comedones, los puntos negros afectan a todos los tipos de piel. Son muy antiestéticos y puede resultar tentador extraerlos manualmente. Sin embargo, es mejor abstenerse, pues se corre el riesgo de empeorar la situación. Para deshacerse de las imperfecciones de la piel, es necesario adoptar una rutina de cuidados adaptada. PATYKA le ofrece diversos consejos para eliminar los puntos negros de forma eficaz.

 

¿Por qué aparecen puntos negros en la nariz?

 

Los poros son pequeños orificios, imprescindibles para el correcto funcionamiento de la piel. Se encuentran en la superficie de la epidermis, están unidos a una glándula sebácea y, la mayoría de las veces, a un folículo piloso. Su función principal es dejar pasar el sebo encargado de hidratar la piel y protegerla de las agresiones externas.

 

A veces, las glándulas sebáceas pueden alterarse y comenzar a producir un exceso de sebo. Para poder expulsar adecuadamente esta sobreproducción de secreción grasa, los poros se dilatan. Al ser demasiado grandes, terminan obstruyéndose: las células muertas, las partículas contaminantes o el polvo en la superficie de la piel tienden a acumularse dentro. El sebo queda atrapado dentro del canal y no puede salir, por lo que se forma un tapón que se oxida con el aire y se vuelve negro.

 

Los dermatólogos recomiendan encarecidamente no extraer los puntos negros. Por un lado, la extracción manual puede provocar marcas y cicatrices. Y por otro, las bacterias presentes en grandes cantidades en las manos pueden provocar una inflamación y hacer que el punto negro acabe convirtiéndose en una lesión de acné. Para eliminar los puntos negros y purificar la piel, es mejor adoptar una rutina de cuidados eficaz.

 

 

              ¿Lo sabía? Hay dos tipos de comedones

El punto negro es un comedón abierto: está parcialmente obstruido. El punto blanco es más problemático: es un comedón cerrado completamente obstruido que, por tanto, puede convertirse más fácilmente en un grano.

 

 

¿Qué rutina de cuidado de la piel adoptar para eliminar los puntos negros?

 

Para prevenir la aparición de puntos negros y desobstruir los poros, PATYKA recomienda utilizar la Colección Pure certificada bio. Esta rutina específica de 5 pasos, diseñada para pieles mixtas a grasas, purifica la piel y la reequilibra: día tras día la piel luce un aspecto más bello.

 

Paso 1: el Gel Limpiador Purificante

 

Limpiar la piel en profundidad a diario es fundamental para prevenir la aparición de nuevas imperfecciones.

 

Por la mañana y por la noche, sobre la piel limpia y humedecida, aplique el Gel Limpiador Purificante, realizando ligeros movimientos circulares con las yemas de los dedos. Su fórmula enriquecida con gluconolactona vegetal desincrusta y cierra los poros: la piel se queda más limpia y la tez unificada. Las microperlas de carbón vegetal absorben el exceso de sebo incrustado en los poros dejando una piel purificada. La raíz de bardana bío regula la producción de sebo y elimina las áreas con brillos: la piel se queda limpia y purificada. Las algas ricas en zinc previenen la proliferación de bacterias, que son las que provocan las imperfecciones, y dejan la piel sana.

 

Paso 2: la Loción Purificante Equilibrante

 

Aplicar un tónico ayuda a cerrar los poros, eliminando las últimas impurezas y la cal del agua.

 

Por la mañana y por la noche, sobre la piel perfectamente limpia, aplique unas gotas de la Loción Purificante Equilibrante en un algodón o directamente sobre el rostro masajeando con las yemas de los dedos. Su fórmula a base de prebióticos mejora la flora microbiana encargada de proteger la piel contra las malas bacterias. El agua floral de menta dulce bío refresca y cierra los poros, gracias a su acción purificante y astringente. El ácido salicílico vegetal estimula la renovación celular para atenuar las marcas cutáneas: la piel se queda más suave y presenta menos imperfecciones.

 

Etapa 3: El Sérum Anti Imperfecciones

 

El sérum purificante es un tratamiento concentrado que previene y corrige las imperfecciones de la piel.

 

Aplique por la mañana y por la noche unas gotas del Sérum Anti Imperfecciones en el rostro y el cuello, prestando especial atención a la zona T, que es más propensa a tener brillos. Su fórmula enriquecida con bisabolol vegetal alivia las rojeces gracias a su acción antiinflamatoria y reduce las marcas hiperpigmentadas. Las algas ricas en zinc limpian la piel y previenen las imperfecciones. La raíz de bardana bío regula la secreción de sebo: las zonas grasas se purifican y las zonas secas se hidratan. La gluconolactona vegetal desincrusta los poros y afina la textura de la piel. El ácido hialurónico de bajo peso molecular mejora la cicatrización de las imperfecciones gracias a su acción reparadora.

 

Etapa 4: El Fluido Mat Perfeccionador

 

Las pieles mixtas a grasas también deben hidratarse. Elija una fórmula ligera y no comedogénica.

 

Después del sérum, aplique una pequeña cantidad de Fluido Mat Perfeccionador por todo el rostro, sin olvidar el cuello. Su fórmula a base de polvo de sílice natural matifica la piel y absorbe eficazmente el exceso de sebo. Los prebióticos restablecen el equilibrio de la epidermis, ayudando a recuperar la flora microbiana de la piel. La raíz de bardana bío hidrata y desintoxica. Es seborregulador y depurativo, ideal para pieles mixtas a grasas.

 

Etapa 5: La Mascarilla de Carbón Detox

 

Aplicar una mascarilla purificante permite desintoxicar la piel en profundidad. De esta manera, lucirá un aspecto visiblemente más limpio y luminoso.

 

Una o dos veces por semana, aplique la Mascarilla de Carbón Detox certificada bío sobre la piel limpia. Deje actuar durante 10 minutos y después aclare con agua tibia. Su fórmula enriquecida con arcilla verde descongestiona y regenera la piel: las imperfecciones y las marcas cutáneas desaparecen gradualmente. El zinc limpia la piel en profundidad: este oligoelemento ataca directamente a las bacterias provocando imperfecciones y reacciones inflamatorias. El carbón vegetal absorbe las impurezas y toxinas presentes en el rostro. La piel está más sana y la producción de sebo se regula.

 

              Nuestro consejo: una sauna facial para potenciar los efectos de los tratamientos

Para liberar la piel de las impurezas más profundas y permitir que sea más receptiva a los cuidados, es recomendable abrir los poros previamente. El calor sirve para dilatarlos: caliente un poco de agua en un bol, coloque su rostro por encima y cúbrase la cabeza con una toalla durante 10 minutos. Ahora puede comenzar su rutina facial de cuidados especial puntos negros.

 

¿Su piel es propensa a las imperfecciones cutáneas? No se olvide de protegerla de los rayos solares con las Cremas Solares Faciales PATYKA certificadas bio.